—¿Cuáles son tus intenciones con mi hija? —Cogérmela, señor. —¿¡CÓMO!? —Prefiero no entrar en detalles, señor, no sea pervertido.

(Source: autremondeimagination, via be-safeandsound)